14 feb. 2018

El absurdo de los estereotipos



“Se volvieron como mujeres” (Jeremías 51:30)

En todas las épocas de la humanidad han existido los estereotipos, y parece, que aún cuando avanzamos en miles de temas, éstos se niegan a dejarse. A la mayoría de las personas les cuesta mucho entender que “en general lo masculino y lo femenino son construcciones de cada cultura, de cada civilización, de cada época” (Sinay, 2009:51), que le asigna a uno y otro género características estereotipadas, que no son más que cadenas que impiden que se puedan desarrollar de una manera equilibrada y emocionalmente sana.

En lo personal me molesta cuando dicen que las mujeres son “pasivas, débiles, sensibles, receptivas y frágiles”, esa estupidez, aún transmitida por gente inteligente (supuestamente), no hace más que estorbar las relaciones sanas. Lo real es que no existen características únicas en un sexo y en otro.

Comparto el criterio de Aaron Kipnis, psicólogo de arquetipos, que señala que finalmente todas las características con las cuales pretendemos comprender lo varonil y lo femenino son, a fin de cuentas, atributos humanos. Es decir, maneras diferentes de expresar. Hay varones tiernos, intuitivos y sensibles, y mujeres que no tienen esas características, que a menudo se asocia con la genética de ser mujer.

En un contexto sano, tanto varones como mujeres deben saber que para relacionarse de una manera equilibrada, ambos deben respetar sus estados emocionales, su forma de construir su realidad y la manera en cómo ven los acontecimientos en el día a día. No para motejarse mutuamente ni para ponerse cadenas estereotipadas que no sirven para nada. Sino para intentar comprender lo que el otro ve y percibe.

Las parejas sanas, construyen relaciones no basadas en estereotipos sino en la honestidad, la asertividad, y el no atarse a conceptos que anulan la espontaneidad y el deseo de ser, simplemente, humanos, ya sea en su versión femenina o masculina.

Ser varón o mujer no es lo mismo si se está en China, Rusia, EE.UU. o Sudamérica, aún en cada región hay matices diferentes, porque es un constructo social que debe ser analizado a profundidad.


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Ser mujer no es pecado

#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias #devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria #devociondiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.