11 feb. 2018

Sexismo aún en el divorcio



“¿Dónde está el acta de divorcio?” (Isaías 50:1)

Esta semana leo el libro El hombre divorciado escrito por el periodista y terapeuta argentino Sergio Sinay. Una vez más compruebo que el sexismo se ha introducido hasta la médula en nuestras relaciones, haciendo que hasta un divorcio se convierta en un asunto de varones y mujeres, dañando, de paso, a todos.

Sinay, habiendo sido él mismo un hombre divorciado, pudo experimentar en carne propia el saber que para algunos asuntos se da más apoyo a las mujeres que a los varones. Si bien es cierto, muchas mujeres reciben tratos injustos, también es injusto que muchos varones sean tratados como parias cuando su relación se rompe.

Sinay señala que “si se observan las mesas y anaqueles de las librerías, las grillas de los programas televisivos o los contenidos de diarios y revistas, a menudo se tiene la sensación de que el divorcio es algo que les ocurre a las mujeres, que los hijos son un tema del cual ellas están más y mejor compenetrada y que la salud es su preocupación exclusiva” (Sinay, 2009: 9).

Lo horroroso de esta situación es que tanto varones como mujeres se ven perjudicados, cuando no se entiende que lo que ocurre en la pareja le afecta a ambos. Varón y mujer. Uno y otro sufren las consecuencias de las decisiones que toman. Es un error suponer que la mujer sufre más y el varón toma el matrimonio y sus conflictos como algo simple, de hecho, la realidad, nunca es tan fácil como algunos en un simplismo infantil lo suponen.

Dos se casan, y dos se divorcian. No podría ser de otro modo. En ese tránsito, nadie queda sin verse afectado de algún modo. No existen divorcios sin dolor, hay algunos que son más saludables que otros, pero siempre la experiencia es difícil para todos los implicados. No significa que por las dificultades vamos a negar el divorcio, como otros extremista en otro tipo de simplicidad alegan, porque hay divorcios necesarios. El asunto es entender que no se hacen compromisos para toda la vida y proyectos de futuro sin verse afectados emocionalmente si éstos no se cumplen como se esperaba.


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Ser mujer no es pecado

#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias #devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria #devociondiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.