9 feb. 2018

¡Basta!



“Me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos” (Lucas 4:18)

Es extraordinario como un discurso puede cambiar la percepción de tantas personas y, gracias a las redes sociales, extenderse de manera viral de una forma difícil de imaginar hace algunos años.

En la entrega de los Globos de Oro 2018, se le dió un reconocimiento especial a la escritora, comediante, presentadora y actriz Oprah Winfrey, el Premio Cecil B. DeMille Award, a la trayectoria. En su discurso de agradecimiento transmitió algunos conceptos muy interesantes, especialmente, en el contexto de la campaña internacional “#metoo”, organizada por gente de los medios para oponerse al acoso y violencia sexual.

Es la primera mujer afro-americana en recibir un premio así, lo que en sí mismo constituye todo un hito. Pero lo importante son sus palabras. En parte de su alocusión, que se puede ver en YouTube, ella dice: “Rindo homenaje a todas las mujeres que han soportado años de abuso y agresiones, porque como mi madre, tenían niños que alimentar, facturas que pagar y sueños que cumplir”.

Luego agregó “durante mucho tiempo no han sido escuchadas o creídas si se atrevían a contar su verdad”, pero “ese tiempo se acabó”.

Hace referencia al fenómeno siempre presente del abuso y la violencia en todas sus formas, donde las mujeres son las víctimas habituales.

Es preciso crear una cultura del límite. De establecer donde está la frontera entre la seducción normal y el acoso, entre un coqueteo normal entre varones y mujeres, y la pesadez de alguien que no sabe actuar de la manera correcta.

“No es no”, y eso muchas personas no lo alcanzan a entender, cuando creen que seguir insistiendo y acosando es su derecho de acción libre, sin entender que todo accionar tiene un límite, especialmente cuando alguien establece con total claridad que no desea ciertas proposiciones, actuaciones o derechamente, que no permite ser violentada de ninguna forma. Eso no se enseña en los colegios, la educación parte desde el hogar cuando enseñamos a poner los límites correctos.

Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez
Del libro inédito: Ser mujer no es pecado

#meditadionesmatinales #reflexionesdiarias #devocionales #MiguelÁngelNúñez #reflexióndiaria #devociondiaria
Comparte en:    Facebook Twitter Google+

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.